18 feb. 2008

La izquierda y derecha a elecciones

Es tiempo de elecciones en España y aunque hay varios partidos que hacen campaña para llegar al poder, sólo brillan por doquier los dos grandes partidos del país que lideran la izquierda y la derecha, o lo que es lo mismo, El Partido Socialista y el Partido Popular.

Generalmente cuando nos referimos a la izquierda o a la derecha pensamos en la orientación de la mano. Cuando afirmamos que alguien es diestro o zurdo no hay duda alguna acerca del significado. Cuando la acepción es trasladada a otros ámbitos , la derecha y la izquierda pierden su valor absoluto.

En este tema de la izquierda y la derecha es importante recordar, que estos conceptos en política surgieron con la Revolución Francesa. Los Diputados de La Asamblea Constituyente que inició sus trabajos en 1792 estaban divididos en dos grupos enfrentados: el de la Gironda, que se situó a la derecha del Presidente, y el de la Montaña, que se situó a la izquierda. En el centro tomó asiento una masa indiferenciada a la que se designó como el Llano o la Marisma.

Con el transcurso del tiempo este concepto se ha vuelto confuso por el matiz de sus discursos. Por una parte, la izquierda tradicional promueve el acercamiento a los sectores medios y altos del electorado y la derecha para captar al proletariado. En cualquier campaña electoral de estos tiempos puede observarse de qué forma se están cambiando los discursos, lo que hace difícil discernir quien está a la diestra de quien, a la par que la clásica.

Según algunos especialistas en política, en la actualidad la Derecha se caracteriza por beneficiar a los que concentran grandes capitales, ya que su base es la libertad económica. Es decir, que cada quien puede ser tan rico o pobre como quiera. También tienen un vínculo muy estrecho con la iglesia católica.

Por su parte, la Izquierda se caracteriza principalmente por gobernar para el pueblo y su principal objetivo radica en la distribución de la riqueza entre todos los individuos, y se mantienen al margen de las creencias religiosas.

También hay criterios de que la izquierda se ha desarrollado sobre la emotividad, y la derecha sobre la racionalidad. Esta interpretación se apoya en el hecho de que las políticas igualitarias del socialismo se arraigan en la envidia y hasta en el resentimiento, mientras que la derecha sostiene la jerarquización de valores.

Es tiempo de elecciones en España y los dos principales Partidos no desmayan en movilizar al electorado para hacerse con el Poder del Estado. Vallas gigantes enarbolan sus consignas, las tertulias de radio son interminables y los programas de televisión sobrepasan el límite de la ética que deben tener presentes tanto los políticos como los periodistas que intervienen en estos debates.

Mientras tanto, el electorado afín de uno y otro partido esta ahí, en su quehacer diario y el día señalado, según su ideología, acudirá o no a votar. Entre ese electorado estoy yo, que por mucha confusión que exista en esto de la política de izquierda y derecha, sigo siendo de la montaña, como aquel diputado francés del siglo 1792.
Madrid, 18 de febrero 2007

Bibliografía: 'Izquierda y Derecha en política', por Angel Rodríguez Kouth

No hay comentarios:

Buscador

Google