21 ene. 2009


Barack Obama, nuevo presidente de los Estados Unidos


“El mundo ha cambiado y debemos cambiar con él”


A las doce horas en punto del mediodía del 20 de enero, como ya es tradición, el demócrata Barack Obama puso su mano derecha sobre la Biblia, y juró el cargo de presidente de los Estados Unidos de América, convirtiéndose así en el 44 de la historia del país.

Posteriormente, Obama pronunció un discurso de unos 20 minutos en el que señaló el inicio de una "era de responsabilidad" y exhortó a que todos los norteamericanos trabajen codo a codo
para superar un periodo crítico.

“No será fácil, ni será rápido, pero los superaremos", dijo Obama. Por otra parte, el político afroamericano reconoció que existe en algunos sectores “la sensación de que el país esta en declive, que las próximas generaciones vivirán peor”. Pero señaló muy confiado que como en otras ocasiones de crisis, su país resurgirá y apuntó "Debemos empezar el trabajo de rehacer los EEUU".

El discurso del nuevo presidente de los Estados Unidos mantuvo un marcado tono patriótico, rindiendo merecido homenaje a los que lucharon por la libertad del país, desde los patriotas de la guerra de Independencia hasta los caídos en la II Guerra Mundial y apuntaba "Éste es un país de luchadores... su grandeza no ha sido concedida, sino que ha sido ganada a pulso".

Obama dejó claro cuáles serán las prioridades de su administración, como la recuperación de la economía, la expansión del sistema de sanidad y la consecución de la independencia energética. Si bien es cierto que la mayor parte de su intervención lo dedicó a cuestiones internas, hubo palabras significativas para otros países que seguían el acontecimiento a través de la televisión.

El recién estrenado jefe de Estado aseguró estar dispuesto a trabajar con otros países en el logro de objetivos comunes y señaló, “Nuestro poder, por sí solo, no puede protegernos”, al tiempo que apuntaba, “el mundo ha cambiado y debemos cambiar con él”

En otro momento de su alocución Obama proclamó que "América es amiga de todas las naciones que aman la paz", y recalcó que el país "está preparado para liderar, una vez más".Al mismo tiempo envió un mensaje a los terroristas hostiles a EEUU: "Nuestro espíritu no puede ser roto, os vamos a derrotar”

Tras terminar el discurso, y escuchar el himno de los EEUU, el ya presidente Barack Obama abandonó la tribuna, en compañía de su predecesor, el ex presidente George W. Bush, a quien agradeció “el servicio hecho al país” y "su cooperación en el proceso de transición".

De esa forma culminó una ceremonia que se prologó unas dos horas, con un concierto en el que participaron, entre otros, la banda de los Marines, y el coro de San Francisco Boys.

No hay comentarios:

Buscador

Google